domingo, 11 de septiembre de 2016

[LIVE REPORT] the GazettE DOGMATIC [ANOTHER FATE] @ Shin-Kiba Studio Coast (Escrito por VKH Press)

[LIVE REPORT]

LIVE REPORT - the GazettE
DOGMATIC [ANOTHER FATE]
@ Shin-Kiba Studio Coast



Luego de haber tomado el mundo con su DOGMATIC WORLD TOUR, the GazettE regresó a su lugar de origen para un standing tour a nivel nacional. Se presentaron dos días en la semi-final de DOGMATIC [ANOTHER FATE] en Shin-kiba Studio Coast el 1ero y 2 de Agosto. 

El recinto se oscureció y los ricos sonidos de “NIHIL” establecieron la atmósfera para el show. Las luces resplandecían hacia el público, en tanto su vista se obscurecía en el escenario. Mientras el ritmo conducía a sonidos electrónicos pesados, luces rojas, azules y blancas comenzaron a parpadear rápidamente y la banda entró entre gritos y aclamaciones de los fans. El vocalista RUKI fue el último en entrar, tomando su lugar justo cuando “NIHIL” se transformó como si nada en “DOGMA”. Las guitarras de URUHA y AOI fueron ásperas y ruidosas en la oscuridad mientras rasgueaban el pesado intro. Cuando KAI y REITA se unieron, la audiencia entera se lanzó hacia adelante y comenzó a hacer headbanging al unísono. 

Luces blancas apuntaban a ambos, la banda y la multitud. Su parpadeo creó un interesante efecto, parecía que la banda se movía en slow motion casi de una manera inhumana. Las luces también deslavaron la apariencia de los fans y, junto con el cabello y ropa negra de todos, se creó el efecto de huesos blancos de la multitud saliendo de un mar negro. 

Con un grito conmovedor que creó eco a través del recinto, RUKI comenzó a envolver a la audiencia en un frenesí, mientras la banda se movía a “RAGE”. El espacio estaba totalmente cubierto en luces rojas obscuras que realzaban la intensidad de la actuación, la cual fue agresiva y acelerada de principio a fin. Los guturales de RUKI y los gritos que hacían eco de los otros miembros, llenaron la energía de los fans y se convirtieron en una masa de cabello, gritos y puños en el aire. “DAWN” siguió inmediatamente, aluzando el lugar con luces verde ácido mientras los fans se alternaban entre headbanging violento y un más elegante furitsuke. Al final de la canción, RUKI se tomó un momento para formalmente dar la bienvenida a todos al live. 

“Hoy es el semi-final, ¡pero volvámonos locos como siempre!"

El público animó su consentimiento y con una simple orden de “¡Hay que bailar!” la siguiente canción “DERANGEMENT” comenzó. El pesado intro de dubstep vibraba a través de la habitación y todos comenzaron a brincar al mismo tiempo, al compás de la música. La fuerza de los saltos pusieron a todo el recinto a temblar y el efecto sólo estimuló a la banda para hacer la actuación aún más intensa. Las luces se dirigieron a URUHA para su solo y la audiencia estiró sus brazos hacia él como una clásica muestra de aprecio. Los golpes del tambor de KAI resonaban pesadamente mientras golpeaba los últimos ritmos hacia el final de la canción. 

Luego, tan abruptamente como la canción terminó, “VENOMOUS SPIDER’S WEB” comenzó, incitando al recinto completo a gritar con emoción y empezar a aplaudir a tiempo con el pegadizo ritmo. RUKI meció sus caderas lentamente de lado a lado durante sus versos más lentos, poniendo a la multitud aún más animada. 

El lugar se oscureció de nuevo y luego, brillantes luces blancas comenzaron a parpadear a través del cuarto, señalando el comienzo de “BIZARRE”. RUKI lanzó sus brazos y cuerpo alrededor, gesticulando expresivamente en la plataforma al centro del escenario. Las luces esporádicamente aluzaban al público, distorsionando su percepción de los movimientos en el escenario y haciendo la presentación verse surreal. La música terminó y RUKI dio la espalda a la audiencia, doblándose mientras un grito angustiado parecía desgarrar su garganta. 

Fue durante “DEUX” que parecía tener menos finura en sus vocales, lo que tenía sentido considerando la semifinal del día anterior. Sin embargo, sin nunca dejar de lado la calidad de la actuación, RUKI lo compensó poniendo incluso más emociones en su acto y desempeñó sus impresionantes habilidades teatrales. Cayendo en sus rodillas, se arañó su pecho e inclinó su cabeza mientras continuó gritando en el micrófono.

El resultado fue una actuación más cruda que trabajó bien con la apasionante interpretación del resto de la banda. La batería de KAI sonaba increíble, hizo que el eco rebotara a través de la habitación y que fuera aumentando, poco a poco, el sonido de la canción. La nota final fue un grito muy elaborado de RUKI que duró hasta que se vio la última gota de aliento dejando su cuerpo y se desplomó una vez más de rodillas.
En el tenso silencio, la banda permaneció completamente inmóvil mientras focos lentamente descendían hacia la multitud que esperaba. A continuación, el inicio inconfundible de "OMINOUS". La voz de RUKI comenzó en un susurro quebrado mientras cantaba, "Sleep, count me down...", entonces gradualmente ganó fuerza a lo largo de cada etapa de la canción. Tanto URUHA y AOI decoraron más sus solos, que sonaron más ricos y complejos y trabajaron para resaltar sus estilos individuales de tocar. Al final, la música terminó tan bruscamente, dando como resultado un silencio que casi fue tangible. Luces rojo oscuro recorrieron la multitud seguidas por el sonido voces murmurando. La batería de KAI resonó en la oscuridad, iniciando el siguiente número, "Wasteland". La banda hizo una pausa por un momento para otro MC entonces RUKI comentó sobre cuán visibles eran todos en ese recinto. Uno de los beneficios definidos de un "all-standing" tour es la proximidad que la banda y los fans tienen el uno con el otro. "¡Vamos a divertirnos con toda nuestra energía!” Regresó la energía al lugar nuevamente con los constantes gritos de "¡Vamos!”, los gritos de los fans fueron la respuesta, entonces the GazettE los arrastró a otro torbellino con "Incubus". La multitud levantó sus puños y comenzó a cantar en unísono, entonces todo el mundo hizo headbang salvajemente. De pie en el borde del escenario, los miembros echaron un vistazo a la multitud y se animaron a ser un poco más salvajes.

Inmediatamente después, el crudo comienzo de "HEADACHE MAN" explotó en el recinto sin perder el impulso, la banda continuó con otra actuación agresiva. Los fans siguieron el ejemplo e hicieron moshing y crowdsurfing, enviando un flujo constante de cuerpos que rodaban hacia el escenario. Toda la sala se convirtió en un maravilloso desorden que agitaba sus extremidades y emanaba energía. "ATTITUDE" fue justo después y toda la habitación estaba gritando "UNTIL DIE" a todo pulmón. RUKI y REITA compartieron la plataforma central. Para diversión de la multitud, RUKI tomaba la manga de REITA y tiraba de ella para reducir el espacio entre ambos. Después de otro rápido descanso, RUKI regresó a una multitud excitada, ambientando la atmósfera para "SLUDGY CULT". Después de las notas pegadizas de URUHA al inicio, los miembros comenzaron a moverse por el escenario a las diferentes secciones de la audiencia. REITA corrió a la plataforma justo a tiempo para su solo de bajo y luego se fue nuevamente. Sin detenerse, RUKI regresó a su lugar para cantar y agitar sus puños en el aire. El ambiente cambió cuando la banda comenzó a tocar "UGLY". Los gritos guturales de RUKI eran aún más potentes de lo normal, la energía agresiva que acompañó esta canción fue electrificando el salón. URUHA y KAI eran un dúo increíble, URUHA tocó una versión mejorada de su solo, apoyado por el rápido tamborileo de KAI. Montando en lo alto de "UGLY", "BLEMISH" fue otra actuación frenética de ritmo rápido.


Las luces se desvaneció a negro y se atravesaron lentamente cuando la introducción de "UNDYING" comenzó. Un efecto reverberante fue usado en la voz de RUKI que hizo un eco fascinante en la oscuridad. Durante la pausa instrumental, las luces giraron hacia la multitud, ocultando la visión de la banda y poniendo la música como centro de atención. Al último, un grito desgarrador marcó el final de la canción cuando los miembros comenzaron a salir en silencio, uno por uno, todavía estaban envuelto por una luz tenue. La última persona en el escenario fue KAI, siguió tocando el tambor ferozmente mientras era bañado en luces rojas. Entonces, las luces parpadearon a blanco y el escenario estaba repentinamente vacío. Por supuesto, los fans no estaban listos para que la noche terminara y comenzaron a llamar sin descanso para hacer un encore.

KAI, REITA, URUHA y AOI no tardaron en volver al escenario arreglados con tour goods. KAI le dijo a la audiencia, 

"Hoy no estuvo ni "bien" ni "mal" , ¡sino que estuvo LOQUISIMO!"

Comenzó el encore con su típico grito poderoso de "KAKATTE KOI!!! (¡A DARLE!)", y la banda comenzó a tocar INSIDE BEAST, la cual siempre es increíblemente divertida en los lives. RUKI entró al escenario al comienzo de la música y el público se emocionó. La gran bandera negra con "the GazettE" blasonado en ella se elevó en el fondo del escenario y la energía fue asombrosa. THE STUPID TINY INSECT comenzó después, y le siguió un break para el MC final.

RUKI expresó la gratitud genuina de la banda por el World Tour y todas las fechas que tocaron en ese tour alrededor de la nación.

"Una vez que hagamos el último show en Makuhari, no nos vamos a ver por un tiempo. Aunque si tenemos varios festivales que vienen". El público se animó con ese último comentario y luego él dijo con sarcasmo, "¡Pero parece que ustedes ni quieren ir!"

Pidió que la gente que iba a ir levantará la mano y una buena parte de la audiencia lo hizo.

"¡Espero que sea cierto! Por favor vayan, si pueden. Si ustedes están ahí nos sentiremos más tranquilos."

También mencionó que la banda no suele participar en eventos así, entonces el tener a los fans entre la audiencia haría a todos disfrutar el show mejor.

"Ustedes conocen nuestras canciones y saben como divertirse durante ellas. Así que, si pueden hacer eso con gente que no sabe nada de nosotros, definitivamente será más divertido."

Luego se convirtió en una discusión entre él y los fans tratando de convencerlo de quitarse su sombrero negro. Cuando terminaron, les pidió a todos de broma que se olvidaran de la conversación o los regañarían por actuar tan alivianados.

Las canciones más antiguas de the GazettE causaron la misma cantidad de emoción que las nuevas y entonces el recinto empezó a sacudirse de nuevo cuando todo mundo empezó a brincar para COCKROACH. La banda se estaba moviendo por todo el escenario, sonriéndole a el público y jugando entre ellos. Los fans hicieron crowd surfing y moshing de nuevo, dándole todas las ganas posibles. Luego siguió DISCHARGE, una de las actuaciones más intensas de esa noche. Los gritos de la audiencia se escuchaban salvajes y guturales; pero la banda siguió pidiendo más y más, asegurándose que todo mundo estuviera dando más de lo que podían.

La última canción fue TOMORROW NEVER DIES. Los gritos de la audiencia eran estrepitosos y el recinto era un caos. Todo mundo estaba bailando, haciendo headbang, moshing, y gritando. Cuando la música paró para el puente, RUKI y URUHA se juntaron en la plataforma del centro. En el último momento, URUHA tocó a RUKI para apuntarle con asombro hacia los fans que estaban siendo cargados en los hombros de otros, haciendo que todos en el lugar se rieran a carcajadas. Cuando terminó la canción, parecía que los gritos no tendrían fin y RUKI dió las gracias a cada sección de la audiencia mientras que la banda se saciaba con la aclamación.

Aunque el final del show era evidente, cuando la banda salió del escenario, los fans se negaban a dejarlo terminar. Siguieron gritando sobre las bocinas y la música de fondo hasta que la banda no tuvo de otra más que de volver a salir una vez más, con clara alegría sobre sus rostros.

RUKI gritó "¡Bienvenidos a el infierno!", y la última canción de la noche fue KANTO DOGEZA KUMIAI. El público se volvió loco con mucho de los fans cayendo a sus rodillas de una verdadera manera "dogeza" para hacer headbang. La banda se estaba divirtiendo mucho y se lanzaron con todo junto con los fans. AOI saltó hacia la plataforma para su solo, sacando la lengua de manera juguetona. Mientras tanto, REITA estaba en su rincón del escenario, atacando su bajo viciosamente con lo último de energía que le quedaba.

Cuando los fans se saciaron al fin, la banda se agarró de las manos y dieron reverencia antes de salir del escenario con gritos todavía resonando para ellos.










Fotógrafo: Hiroe Yamauchi

---------------------------------------------------------------------

TGMST Staff Lobos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada